Respuesta a: Caja de herramientas Dimensión histórica social de la menstruación

#9346

Hola, sororo saludo desde Colombia. Algo que me he rescatado de lo que va del curso es aceptar que la menstruación no siempre es algo que hay que amar, algo a lo que hay que rendirle rituales positivos; a veces simplemente para unas mujeres es algo complejo de gestionar y que por lo mismo no quieren rendirle culto. En este orden de ideas, me parecería importante tejer un diálogo intimo con mujeres, donde hablen desde sus experiencias de la menstruación y CREAR UNA MUJER MENSTRUANTE con base en esas experiencias. Lo primero es fabricarla con materiales, algo así como lo que comúnmente llamamos en Colombia (un año viejo, que es un muñeco de trapo, hecho con ropa). Lo segundo es identificar qué características tendría esa mujer, qué gestos en la cara tendría al llegarle la menstruación ¿Podría tener varias caras?, podríamos ponerle la ropa que usaría en esos días, los productos de gestión menstrual que usa, y las herramientas de trabajo que usa diariamente, todo junto, para demostrar todo lo que debe asumir una mujer en esos días, todo lo que debe cargar en su maleta. Finalmente, le pondríamos un nombre a esa mujer. Todo esto serviría para poner en contexto real y territorializado, el tema de la menstruación más allá de su romanización. Sería una mujer que habla de su territorio, como vive la menstruación desde su propio cuerpo, desde sus vivencias, para problematizar y plantear las dificultades que se viven en los días de sangrado.