Respuesta a: Caja de herramientas módulo #3 Dimensión histórica

#7743
Anónimo
Inactivo

Con las niñas hemosrealizado un ejercicio creativo que además nos ayuda a identificar el tabú y las percepciones positivas sobre el cuerpo femenino y la menstruación.
Previamente al encuentro, nosotras (las facilitadoras) hacemos una tintura de remolacha que consiste en licuar unas remolachas en agua.
Después de un ejercicio de presentación, calentamiento y presencia nos disponemos a invitarlas a dibujar con la tintura de remolacha como ellas creen que es un útero. Las niñas juegan, se untan, hacen chistes, mientras nosotras vamos haciendo preguntas como por ejemplo
-¿Que es la menstruación?
-¿Qué es lo que más les gusta de menstruar y lo que no les gusta?
-¿Qué les gusta hacer y que no cuando menstrúan?
-¿Que historias les han contando sobre la menstruación? entre otras preguntas.
Al cerrar hacemos un círculo e invitamos a las niñas a que nos cuenten sobre sus dibujos.
Algo que me ha parecido muy interesante es que entre las niñas que no han menstruado, es común encontrar que sus dibujos sobre el útero sean jardines floridos.

Con las niñas más pequeñas que están por menstruar o apenas iniciando, un ejercicio bien acogido ha sido leer el cuento «El vestido de Blanca Nieves se h teñido de rojo», desarrollar las propuestas del libro. Posteriormente salimos juntas a buscar objetos bellos como flores o tesoros para regalarle a nuestro dibujo, todo esto lo guardamos en un sobre.