Respuesta a: Foro del módulo 1

#10359

Hola a todas,
Iniciare contando mi historia, desde niña viví rodeada de mujeres, mamá, abuela, mis tías y yo la primera nieta, para mí era muy natural ver a las mujeres de mi familia menstruar con mucho dolor, una de mis tías con Endometriosis, diagnosticada hasta hace poco … Menstruar era doloroso y muy odiado por todas. Y cuando inicie mi menarquia asumí que debía ser dolorosa, y odiada, así que si sentía dolor debía aguantar como todas lo hacían. A los 16 años fui por primera vez a ginecología, se veían quistes en los ovarios, me enviaron anticonceptivos tanto para prevenir embarazos como para “mejorar” el ciclo. Pero no soportaba los anticonceptivos, no tuve mucho dolor en la época que use el anticonceptivos, pero mis cambios emocionales me tenían al borde de un colapso emocional. Fue a los 21 años cuando tome la decisión de no volver a los anticonceptivos, pero reclamaba la caja de preservativos con todas las críticas de la médica, menstruaba con dolor pero prefería eso y tomarme un Calmidol a diario. A los 26 años quede en embarazo, pero no lo sabía porque seguía sangrando, un día sentí un dolor muy fuerte asumí que era normal y me tome una aromática y un calmidol, así dure por 5 días sangrando mal, pensando que estaba “menstruando”, yo no sospechaba el embarazo. Pero el dolor era tan fuerte que no podía mantenerme en pie, mi tía me llevo a urgencias, pero yo no quería, me atendió un médico hombre y no me prestaba atención, esa noche tuve el peor dolor de mi vida gritaba en urgencias hasta que una enfermera a escondidas me inyecto algo para el dolor y le aviso una médica mujer, ella me reviso y me mando los estudios, para mi sorpresa tenía un embarazo ectópico roto, me dijo que mi vida estaba en riesgo porque mi trompa derecha alojaba al embrión y al tener 10 semanas creció y había roto mi trompa, me ingresaron a cirugía yo no entendía nada. Y al salir de la cirugía no había embrión ni trompa derecha. En el proceso de recuperación pasaron muchas cosas por mi mente. En medio de la tristeza, reflexione acerca de todo. Y decidí hacerme dueña de mi cuerpo, cuando fui al ginecólogo de nuevo me hicieron estudios para saber si tenía Endometriosis, pero no veían nada, decían que en la cirugía me habían «limpiado muy bien» no entendía nada. Empecé a estudiar y adquirir conocimientos por mi misma, eso fue en el 2020 que empecé a estudiar, a sanar y apropiarme de mí. Hoy en día cambie la manera en la que gestiono mi menstruación, en la que me relaciono, y en la que la siento, ha mejorado un montón, y he logrado encontrar otras alternativas más amorosas con mi cuerpo.
Sé que hay muchas mujeres que como yo han tenido que vivir esto y mucho más, muchas gracias por este módulo lleno de aprendizaje y muchas reflexiones.